La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021, conocida también como COP26, se celebrará en el Reino Unido entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre de 2021. El evento, que reunirá a las partes para acelerar la acción hacia los objetivos del Acuerdo de París y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, determinará la dirección de la acción climática durante los siguientes años, y las empresas serán una parte importante.

¿Qué es la COP26?

La 26ava Cumbre Mundial sobre el Clima de la ONU es una reunión mundial sobre el cambio climático y cómo las naciones pretenden abordarlo. Reúne a los signatarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC por sus siglas en inglés), una convención acordada en 1994. Este año, se espera que asistan más de 190 líderes mundiales, junto con decenas de miles de negociadores, representantes gubernamentales, empresas y ciudadanos durante doce días de conversaciones. Alok Sharma, presidente de la COP de este año, la ha calificado como un “momento de descanso” para mantener al alcance los objetivos del Acuerdo de París, firmado durante la COP21.

Si bien los compromisos establecidos en el Acuerdo de París eran de largo alcance, no se acercan lo suficiente para limitar el calentamiento global y evitar un cambio climático descontrolado, y la ventana para lograrlo se está cerrando. Cada cinco años, se espera que los signatarios del Acuerdo de París presenten nuevas y más ambiciosas contribuciones a nivel nacional (NDCs por sus siglas en inglés) sobre la reducción de emisiones. La COP26 será la primera vez que esto suceda, y se espera que el mayor número posible de gobiernos presenten nuevas NDCs que mantengan el calentamiento global muy por debajo del límite de dos grados Celsius establecido en la COP21, y preferiblemente en 1.5 grados.

Antes de la reunión, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha pedido a todos los países que se comprometan a lograr emisiones cero netas para 2050, y que los países del G20 se comprometan a presentar NDCs más fuertes para 2030. Hasta la fecha, 86 países y los EU27 han presentado nuevos o actualizados NDCs a la UNFCCC, y otros han prometido nuevos objetivos que aún no se han presentado oficialmente.

¿Cuáles son los objetivos clave de la COP26?

“Asegurar un futuro más brillante para nuestros hijos y las generaciones futuras requiere que los países tomen medidas urgentes en casa y en el extranjero para cambiar el rumbo del cambio climático”, dice el primer ministro del Reino Unido. “Con ambición, valentía y colaboración a medida que nos acercamos a la crucial cumbre de la COP26 en el Reino Unido podemos aprovechar este momento juntos, para podernos recuperar de forma más limpia, reconstruirnos de forma más verde y restaurar nuestro planeta.”

Con este fin, la conferencia tendrá como objetivo alcanzar cuatro objetivos principales:

Asegurar el cero neto global para mediados de siglo y mantener 1.5 grados al alcance

Para cumplir este objetivo, los países necesitarán acelerar la eliminación de los combustibles fósiles, acelerar el cambio a los vehículos eléctricos y fomentar la inversión en energías renovables.

Adaptarse para proteger las comunidades y los hábitats naturales

El cambio climático ya es un hecho, y en la COP26 se asumirán compromisos en torno a la protección y restauración de los ecosistemas, la construcción de defensas contra las catástrofes naturales y sistemas de alerta, y el fomento de infraestructuras y agricultura resistentes para evitar la pérdida de hogares, medios de subsistencia y vidas.

Movilizar las finanzas

Para lograr los dos primeros objetivos se necesitarán billones de dólares en finanzas del sector público y privado. En la conferencia, se espera que las instituciones financieras internacionales, así como los países desarrollados, hagan realidad su promesa de movilizar al menos US$100bn en financiamiento climático por año.

Aumentar la colaboración

El mundo sólo puede hacer frente a los desafíos de la crisis climática si todos trabajan juntos. Los países tienen que gestionar el creciente impacto del cambio climático en la vida de sus ciudadanos; las finanzas privadas tienen que financiar la tecnología y la innovación; y las empresas tienen que ser transparentes sobre los riesgos y las oportunidades que el cambio climático y el paso a una economía cero neto suponen para su negocio.

Lo que la COP26 significa para las empresas

Aunque una lista cada vez mayor de empresas se ha añadido a la mitigación y reducción del cambio climático, la inmensa mayoría de las corporaciones de todo el mundo aún no han asumido compromisos oficiales de descarbonización.

Con declaraciones sólidas y compromisos ambiciosos que se esperan para la COP26, es hora de que las empresas hagan despegar sus planes de cero neto.

Es más, los resultados de la COP26 probablemente darán a las empresas certeza sobre las condiciones en las que estarán operando en las próximas décadas, ya sean impuestos al carbono, restricciones al uso de combustibles fósiles o nueva legislación cero neto.

Actuar ahora significa que las empresas pueden obtener una ventaja sobre lo que está por venir, así como formar parte de la conversación cuando se deciden las políticas. Muchas grandes empresas ya lo están haciendo: en mayo de 2020, 155 firmas, con una capitalización bursátil combinada de más de 2.4 billones de dólares, firmaron una declaración en la que alentaban a los gobiernos de todo el mundo a alinear sus esfuerzos de ayuda y recuperación económica con la ciencia climática actual. Ya es hora de que el resto del mundo corporativo sigan sus pasos.

Cómo pueden actuar las empresas ahora

Definir su camino hacia el cero neto

Las empresas tienen la oportunidad de empezar a tomar medidas climáticas ambiciosas ahora con objetivos de reducción de emisiones con base en la ciencia. Las empresas líderes ya están demostrando que es posible un modelo de negocio que cumpla con los requisitos del 1.5°C, y hay pruebas de que estas empresas serán las mejor situadas para prosperar cuando la economía mundial se someta a una transición justa hacia un futuro con emisiones cero netas para 2050.

Business Ambition para 1.5°C es una campaña dirigida por la iniciativa Science Based Targets en colaboración con el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y la coalición We Mean Business. Fue lanzada en 2019 por una coalición mundial de agencias de la ONU, líderes empresariales e industriales. Permite a los líderes empresariales comprometer públicamente a sus empresas con un objetivo cero neto de 1.5 °C y ser reconocidas en la preparación de la COP 26 como una contribución crítica a la limitación de los peores impactos del cambio climático.

Evaluar su riesgo climático

La casi inevitable fijación del precio del carbono, así como la creciente presión sobre las empresas para que informen sobre el riesgo climático, significan que este tema debe convertirse en algo prioritario para las empresas de todos los sectores. 

El Grupo de Trabajo sobre Divulgación Financiera Relacionada con el Clima (TCFD por sus siglas en inglés) proporciona un marco para que las empresas evalúen los posibles impactos relacionados con el clima utilizando el análisis de escenarios, evaluando eficazmente los riesgos para su negocio, proveedores y competidores.

Las empresas que no controlan su riesgo climático están en peligro: en su reciente carta en 2021 a los directores generales, Larry Fink, director general de BlackRock, anunció que las empresas debían revelar los riesgos relacionados con el clima en línea con las recomendaciones del TCFD, y añadió que la empresa aplicaría ahora un «modelo de vigilancia reforzada» en sus carteras activas como marco para gestionar las participaciones que plantean un riesgo climático significativo, incluida la señalización de las participaciones para una posible salida.    

Cambiar a la energía renovable

Actualmente, más del 80% de la energía utilizada en el mundo proviene de fuentes fósiles, y las emisiones del sector energético representan alrededor de dos tercios de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Esto ya no puede continuar.

Un número de empresas líderes pueden ver lo que se avecina y están tomando medidas para reposicionarse. Pasar de los combustibles fósiles contaminantes a la energía limpia envía una señal fuerte de que, cuando se trata de luchar contra el cambio climático, las empresas van en serio.

En julio del año pasado, Microsoft, junto con AP Moeller-Maersk, Danone, Mercedes-Benz, Natura & Co., Nike, Starbucks, Unilever y Wipro, creó la iniciativa Transform to Net Zero, en la que la empresa tecnológica se compromete a desarrollar una cartera de 500 megavatios de proyectos de energía solar en comunidades con pocos recursos de Estados Unidos. 

Por su parte, Google se comprometió en septiembre a conseguir un 100% de energía renovable para 2030, mientras que el recién lanzado Programa de Energía Limpia para Proveedores de Apple ha hecho que 71 socios fabricantes de 17 países se comprometan a utilizar un 100% de energía renovable en la producción del gigante tecnológico, comprometiéndose a cambiar la electricidad utilizada en toda su cadena de suministro de fabricación por fuentes limpias para 2030.

Además, cada vez más empresas influyentes y reconocidas a nivel mundial se han comprometido a un 100% de energía renovable como parte de la iniciativa RE100. 

Pero para que se cumplan los objetivos de la COP26, cada empresa del mundo necesita empezar a pensar seriamente en su estrategia de transición energética y tomar medidas ahora para llevarlos a cabo.  

Cómo puede ayudar Atlas

Si las empresas no vigilan de cerca los temas discutidos en la COP26, corren el riesgo de ser relegadas a la historia. La COP26 dará lugar a un mayor impulso político para alcanzar ambiciosos objetivos climáticos. El camino del viaje es claro: El futuro cero neto es imperativo, y las empresas deben actuar ahora.

Atlas Renewable Energy fue concebida con la sustentabilidad como centro de sus acciones. Desarrolla, construye, financia y opera proyectos de energía renovable limpia que permiten a las empresas impulsar sus operaciones de manera sustentable.

Con una amplia gama de servicios, desde acuerdos de compra de energía renovable (PPAs por sus siglas en inglés) hasta certificados de energía renovable (RECs por sus siglas en inglés), Atlas ayuda a los grandes consumidores de energía de todas las industrias a gestionar su transición a cero neto y a realizar un seguimiento de su rendimiento frente a los objetivos medioambientales y de emisiones a largo plazo.

Para obtener más información sobre el enfoque de Atlas Renewable Energy y cómo puede ayudar a que su empresa se adecue a los objetivos de la COP26, póngase en contacto con: contacto@atlasren.com

En asociación con Castleberry Media, estamos comprometidos a cuidar nuestro planeta, por lo tanto, este contenido es responsable con el medio ambiente.